jueves, 6 de marzo de 2014

Los niños de Infantil no saben contar


Según Piaget, un personajillo muy famoso en el campo de la psicología, los niños de entre tres y seis años, no saben contar. Pero todos hemos estado con niños de entre tres y seis años y, de una forma u otra, saben contar, nos dicen los números...entonces ¿por qué Piaget afirma lo contrario?






En primer lugar debemos saber que Piaget, aunque está bien considerado y es muy famoso, en ocasiones hacía experimentos un poco elevados para los pobres niños, es decir, les ponía tareas demasiado difíciles para comprobar si realmente sabían contar. Por lo tanto, aunque el niño supiera contar, lo que seguramente no terminaba de comprender es la tarea que Piaget le estaba poniendo delante.

Así pues, otros autores, convencidos de que los niños si que saben contar con esa edad, se pusieron manos a la obra y llegaron a la conclusión de que para poder contar, algo que para nosotros es tan fácil y que hacemos varias veces al día- en la compra, al ordenar algo, al calcular los minutos que faltan para salir del trabajo...- hace falta dominar una serie de principios:

Principio de orden estable, este principio hace referencia a que la serie numérica sigue un orden, primero decimos "uno", después "dos", tras éste va el "tres" y así, sucesivamente...Puede parecer facilillo, pero ¿a que recordáis a algún niño diciendo los números desordenados? Está claro que este niño todavía no dominaba el principio de orden estable.

Otro de los principios es el de correspondencia uno a uno. Este principio nos sirve para saber que sólo hay que contar cada cosa una vez, asignarle un sólo número. Algunos niños que no han adquirido este principio, parece que no terminan nunca de contar un conjunto de cosas.

El tercer principio es el principio cardinal, es decir, que el último número que decimos al contar un conjunto de cosas, es el número que nos dice el total de las cosas. Digamos que si cuento cinco lápices: unooo, dooos, treees, cuatrooo, cincooo. El cinco, es el último número que digo y es el que me dice cuántas cosas hay.

Tampoco podemos olvidar el principio de abstracción, que nos sirve para poder agrupar las cosas dentro de un conjunto. Los juguetes son distintos entre sí, pero son todos juguetes y por eso los puedo incluir dentro de un mismo grupo que voy a contar.

Y, por último, el principio de irrelevancia de orden. Puede parecer que contradice al primer principio del que hemos hablado, pero éste principio hace referencia a que da igual el orden en qué orden contemos los objetos, cuál va antes o después.


En definitiva, aunque contar parece una tarea fácil, no lo es, ya que hace falta saber un montón de cosas para poder hacerlo, cosas que Piaget no tuvo del todo en cuenta a la hora de realizar sus investigaciones.
¿Alguna vez os habíais planteado el esfuerzo que nos tuvo que costar aprender a contar?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...