martes, 2 de abril de 2013

España ¿de unos o de todos?


          Muchas veces, el gobierno y la sociedad opinan y critican cómo es y cómo debería ser la nación o el estado. El primer punto es que muchos de ellos, desde el desconocimiento, humilde o consciente, emiten juicios de valor basados en prejuicios y políticas demagógicas.

El punto de partida es señalar la diferencia entre Estado y Nación. Por Estado se pueden entender muchas cosas, y los autores difieren en su concepción, pero por lo general , es el conjunto económico, social, político y administrativo que regula la vida de un determinado territorio a través de unas instituciones.

Sin embargo cuando hablamos de Nación debemos pensar en un concepto dual, por un lado el sujeto político en el que reside la soberanía y por otro el conjunto cultural y social de un grupo de personas, al que se podría añadir su historia.

De la suma de estos dos conceptos nace el concepto de Estado-Nación, que hoy día abunda en la mayoría de países.



Así pues, y reconocido esto, la pregunta es sencilla ¿tienen derecho sociedades como la catalana, la vasca, la escocesa y un largo etcétera, a reclamar su estado y su nación?
Rotundamente SI, todos y cada uno de los grupos de este mundo tienen derecho a autodeterminarse. 

El debate surge con el planteamiento que ciertos político hacen de este derecho y con la forma en la que se intenta conseguir la "independencia". Así pues, ni el terrorismo ni el discurso populista lleno de mentira debe ser el método.


Cataluña esta siguiendo unos pasos que en forma, son correctos, pero en procedimiento no. Su discurso esta plagado en muchas partes de mentira y además no tiene en cuenta la voluntad de todos aquellos que componen Cataluña. Su argumento y base, nace de la premisa de que todo residente que vive en Cataluña, se siente o es catalán algo que a priori, es falso, ya que allí viven personas de múltiples comunidades. En segundo lugar pide que Cataluña sea reconocida como un nuevo Estado-Nación, pero pretende asumir todo aquello que le brindaría el pertenecer a otro, en este caso el español En tercer lugar, no tiene en cuenta que una sobre el futuro de una comunidad de España, debería ser consultado, no de manera vinculante, pero si consultado, al resto de la nación y tras esto en su propia área de influencia. Tras este proceso se podría considerar algo legítimo, y tras eso considerar la opción de autodeterminarse, que repito nunca se le debería denegar en caso de que así lo determine la votación.


En mi opinión, debemos tener en cuenta, y sin ningún tipo de connotación negativa, que España como tal, no se entiende sin Cataluña, País Vasco, etcétera. Nuestro país es la suma de todas nuestras naciones, y la historia nos ha enseñado que pese a todos los conflictos y disputas que se han tenido en este territorio, todos seguimos juntos. Esta claro que tanto Cataluña, Galicia como País Vasco, poseen identidades diferentes a las que podríamos considerar como españolas, pero también debemos tener en cuenta, que comparten esas que denominamos como españolas. Su cultura no es diferente sino que tiene matices añadidos y propios que los convierten en especiales.


Por todo esto considero que por supuesto que tienen derecho a considerarse como naciones independientes, pues ya lo son, pero entiendo que su estado puede ser mas autónomo siempre y cuando no atente contra el resto de derechos de los españoles, pues como he dicho antes, nuestro pasado, presente y futuro van unidos de la mano, aunque en ciertas rutas nos separemos ligeramente ¿Considerarles fuera de España? No lo creo ¿ Considerarlos como naciones dentro de otra? Por supuesto ¿ Considerarlos un estado? También, siempre que no minusvalore al resto de españoles.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...