martes, 12 de noviembre de 2013

Una torre en París

Todos -o casi todos- conocemos la famosa Torre Eiffel en París, pero ¿por qué se construyó? ¿fue aceptada por la gente de la época? ¿es sólo un gigante decorativo?


El proyecto estuvo pululeando en mesas de ingenieros estadounidenses y franceses durante varios años, querían construir una torre de 300 metros.

Pero no es hasta 1887 cuando se inicia la construcción de la torre, para que esté lista para 1889, aniversario de la Revolución Francesa, y año en que se celebra una de las muchas Exposiciones Universales que han tenido lugar en París. Haciendo las veces de puerta a la exposición en la orilla del Sena, también se utilizó para realizar experimentos de radio, o de televisón cuando llegó el momento, pasando por su uso durante las dos Guerras Mundiales. Hoy en día, más de cien años después de su construcción, hay en ella instalada una antena de televisión digital terrestre.

Para nosotros es un símbolo no sólo de París, si no también de Francia, sin embargo, para muchos artistas e intelectuales de la época la torre era más o menos una aberración. Os sonarán nombres como Paul Verlaine, Alejandro Dumas (hijo) o Charles Garnier entre las personalidades que protestaron en contra de la Torre Eiffel. ¿A vosotros qué os parece, una atrocidad a la estética parisina o una belleza de 10.000 toneladas?


Torre de Tokio
Eso sí, no la confundáis nunca con esta otra, situada en la otra punta del planeta, y de color rojo y blanco,cuya construcción se inspiró precisamente en la Torre Eiffel. Se trata de la Torre de Tokio - 東京タワー, construida en 1958.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...