viernes, 5 de julio de 2013

Iván IV "el Terrible" y los efectos del bullying

           
          Iván IV  "el Terrible" (1530-1584) fue el primero en llevar el título de Zar de Rusia, además de considerarse, uno de los fundadores del actual estado ruso. Durante toda su infancia, el "pobre" Iván, sufrió los continuos abusos y humillaciones de las familias nobles eslavas, los boyardos. Le maltrataban, le encerraron en el palacio del Kremlin y le obligaron a vivir como un mendigo.

Así, su juicio, quedó enloquecido para siempre y fruto de ello, se sabe que torturó y arrojó por las ventanas, a los animales que se encontraban con él en el palacio. Pero esto no fue lo único que hizo este joven loco.


Todo esto marcó su terrible carácter, haciendo que, una vez alcanzado el verdadero poder a los 13 años, Iván ordenase capturar al príncipe Andrei Shuiski, para arrojarlo a unos perros que lo despedazasen. 

Cuando su mujer murió en 1560, Iván empezó a volverse un auténtico psicópata, masacró y "cazó" literalmente a los boyardos y al clero, y arrasó ciudades libres como Nvogorod. Tal era su locura, que durante su gobierno se exhumaban cadáveres recién enterrados, para pasearlos mutilados por las calles. En un arrebato, asesto un bastonazo en la cabeza a su hijo mayor acabando con su vida.

Iván hizo más cosas al margen de sus locuras. Unificó gran parte de las tierras de la actual Rusia, conquistó Siberia, condenó a su pueblo a la servidumbre a través de la gleba y unificó las leyes de su estado. Murió una mañana, justo antes de jugar al ajedrez.

Habiendo tantos ejemplos en la historia ¿no se debería luchar más activamente contra los abusos?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...